facebook y traductor

En el ánimo por la difusión de los deportes de tracción de viento bienvenido a KiteProki. Vívelo tu mismo y siente la libertad. .......1024px gloogle-chrome secuencia salto

barra de botones

10 septiembre 2015

Camino de Santiago en kitebuggy

Tras unos años dedicando las vacaciones a superar récords este año tocaba dar descanso a la familia. Otro propósito e ilusión es conseguir hacer el Camino en kitebuggy. Este año he conseguido, junto con tres pilotos más, realizar la primera etapa.

Sabía que entrañaría dificultades, no pensé que pudiéramos superar algunas. No sin sorpresa, hemos pasado por zonas que trataba de evitar en la preparación. Arroyos, árboles, rastrojos, pedregales y tendidos eléctricos contaba con ellos, no con montañas y grandes desniveles.



Nada más comenzar un piloto tuvo un susto, fuimos con calma y asegurando. La salida se complicó con el reportaje de la TV. La montaña cercana nos complicaba el viento. Esto me intranquilizó ya que pasaríamos por varias. "Si el viento va a ser así de complicado no llegamos todos..."


vídeo TV canal 8 CyL




La ruta del piloto apodado "Hueso" está en el siguiente enlace. Desde el ordenador es directo. Con el móvil hay que descargar la aplicación. Se puede reproducir el recorrido. Ver las velocidad máxima, distancia, desnivel, etc.
recorrido ruta de hueso

¡Las carreteras!. La más complicada, la solventamos con un vehículo delante y otro detrás. Salió bien. Sólo tuvimos que cruzar un pueblo por el medio, aprovechamos a tomar una cervecita en el hostal de peregrinos de un amigo, jajaja. El primer paso por tendidos eléctricos de alta tensión estaba programado remolcar.




Nos desviábamos del Camino Santiago para poder llegar al destino.
Poco a poco salvamos obstáculos, muchos con los que no contaba. La preparación de la ruta, a pesar de realizarla en vehículo, no resultó exáctamente igual en kitebuggy. Nos equivocamos en un punto donde perdimos los vehículos de apoyo. Pensé que resultaría complicado reencontrarnos. Los móviles no tenían cobertura y los talkis no alcanzaban por estar a mucha distancia.

Parados no nos quedaríamos. Un gran desnivel se encontraba frente a nosotros. "Adelante mis intrépidos muchachos..." Los cuatro pilotos, con ansia de aventura, no nos lo pensamos. Pensé que nos tocaría empujar los buggys en el valle. La sorpresa fue oír el talki. ¡Salvados!. Nos reencontramos y corregimos la ruta. Mi gps si funcionaba, pero el de los compañeros no muy bien. Manteníamos distancias considerables entre todos. De todos modos con el sol no se visualiza bien el gps y hay que estrujar al cerebro para orientarse. A pesar de tener memorizada la ruta en mi cabeza me equivoqué, de igual forma el resto que me seguía.




El atardecer hacía presencia y nos quedaba bastante recorrido. Nos pusimos las pilas y empezó lo mejor. Superados tramos muy complicados, esto empezaba a animarnos a cualquier cosa. Los tendidos eléctricos de alta tensión!!!! Tras los molinos eólicos, que pasamos muy cerca, nos enfrentábamos a otro tendido más con el que no contaba. Vi el paso que se encontraba entre dos montículos, quedaba muy justo, pero algo más elevado. Sin miedo y bajando la Peak, aunque apretando el culo, decidí pasarlo. Me siguió Adrián, ni se enteró hasta que tocó con su Speed4 en los cables. Al no ver a los demás pensé en lo malo e insistí a Adrián si los vio bajar la cometa varias veces. En este punto tampoco teníamos contacto con los vehículos de apoyo.



Más tranquilo al verlos después de un rato, reanudamos los cuatro la ruta. Hasta el final sin apoyo. No es fácil relatar la sensación de rodar al borde de la montaña, cruzando deprisa caminos, carreteras, etc, encontrarte con tractores, liebres o perdices corriendo delante...



En lo alto de la montaña, antes del valle de Revilla Vallegera, se divisaba el final. Desde abajo una vista increíble nos relataron los que nos esperaban. Una vez más otro tendido eléctrico nos entorpecía el final, junto con un gran desnivel, terreno pedregoso e irregular. Complicado, complicado... Volví a cometer otra "locura". Confié en mi material, mi nivel y la altura de los cables. Los demás pilotos, más coherentes, bajaron sus cometas. Mi propósito era llegar hasta el pueblo de mi padre y un, dos, tres, adelante con dos pares. NO LO HAGÁIS NUNCA.!!!!!



Contento de poder realizar uno de mis sueños, enlazar donde entreno (Zalduendo) y llegar hasta las mismas casas de Revilla Vallegera con mi cometa y buggy (el pueblo de mi padre). Una barbacoa remató el final de la aventura y de un día espectacular de kitebuggy.

Gracias a todos los colaboradores, amigos y familia que hacen posibles mis "locuras". Mi padre me hizo aprender que un hombre sin ilusión no es nada. No se si hace falta que tenga sentido o no, pero es mi ilusión.

Confío en poder llegar en la próxima etapa a Palencia. Nos vemos en la siguiente!!!!!
Fotos próximamente en:
Jose Ramón Ibañez Lanchares (facebook)


No hay comentarios:

Publicar un comentario